MasterChef Celebrity: Analía Franchín, furiosa con Sofía Pachano por ayudar al Polaco

Comentarios

Aunque ha demostrado que a la hora de cocinar tiene destreza, habilidad y buen gusto, a Analía Franchin lo que le juega en contra es la facilidad con la que se sale de las casillas.

Aunque el formato de MasterChef Celebrity no está pensado a priori como un espacio de contienda entre participantes (como sí sucede en otros concursos), en el programa del jueves la tensión llegó a un punto tal que casi terminan volando los platos, de una punta a la otra del estudio.

El desafío constó de tres etapas, con el huevo como ingrediente principal. Sofía Pachano fue la primera en fallar, y por lo tanto en recibir un delantal negro que la mandó directo a la eliminación. Antes de dejar su estación de trabajo le pidió permiso a Santiago del Moro para darle un consejo a uno de sus "preferidos". De más está decir que al resto, la preferencia no le gustó nada; y a Franchín mucho menos: "No es leal a la competencia".

Pero la cosa no terminó ahí. Porque desde un balcón, donde se vio obligada a colocarse para seguir la performance de sus compañeros, Sofía hizo todo lo posible para darle tips e ideas a su compañero, a veces por lo bajo y a veces levantando la voz. Y ahí sí, Analía Franchín explotó.

"¿Puedo decir algo? -le preguntó al conductor cuando su plato fue elegido como el peor de todos. Es muy difícil trabajar con una 'radio' arriba de la cabeza: Sofía Pachano estuvo todo el tiempo haciendo ruido. Digo, para que se tenga en cuenta para la próxima. No es que le tiró un tip, sino que le estuvo diciendo toda la receta y lo que tenía que hacer. Entonces era casi lo mismo que cocinara ella. Fue muy incómodo trabajar así y tampoco me pareció justo para el resto de los compañeros".

Más adelante, la hija de Aníbal Pachano tuvo su derecho a réplica: "Me quedé muda. Me chocó su actitud porque tampoco fue que estuve todo el tiempo interrumpiendo. Es un grupo muy hermoso el que se formó, más allá de que estemos en una competencia nos llevamos todos muy bien y siempre nos ayudamos. Sos una mala perdedora". El Polaco, por su parte, también la confrontó volviéndose la voz de la razón: "Estás hablando cualquiera, cómo te gusta el quilombo".

Ahí se equivocó, porque ninguno de sus compañeros la secundó, y encima Germán Martitegui le puso los puntos: "Un cocinero cocina en cualquier situación, tomalo como parte de la competencia. Vos te tenías que concentrar y hacer un omelette".

Fuente: Diario Panorama