Viviana Canosa se burló de Alberto Fernández y recitó un poema en vivo

Comentarios

En la apertura del 56° Coloquio de IDEA, este miércoles, Alberto Fernández citó unos versos que adjudicó al poeta Mario Benedetti, pero que en realidad pertenecen al cantautor Joan Manuel Serrat. En el programa de la noche, Nada personal, la conductora Viviana Canosa aprovechó el furcio del Presidente para comenzar la velada con una burla y recitó la letra de la canción "Bienaventurados".

En su videoconferencia de este 14 de octubre, Fernández habló del futuro del país haciendo alusión a las supuestas palabras del poeta uruguayo: "El desafío que tenemos por delante es muy grande, pero la oportunidad que tenemos es maravillosa, porque lo único bueno entre tanta tragedia es que tocamos el fondo del pozo. Mario Benedetti tiene una poesía muy linda que se llama 'Bienaventurados' y que en una de sus estrofas dice 'bienaventurados los que están al fondo del pozo, porque de ahí en adelante solo queda ir mejorando'".

Horas después, en el inicio del ciclo emitido por elnueve, Canosa indicó a su producción: "Buenas noches, bienvenidos a Nada personal. Pará, cambiame la música, te lo pido por favor, más fuerte. Voy a arrancar con este poema de Benedetti porque el Presidente hoy lo citó en el Coloquio de IDEA".

A continuación, repitió los versos: "Bienaventurados los que están en el fondo del pozo, porque de ahí en adelante, solo cabe ir mejorando". Y agregó, a los gritos, mientras sonaba el tema de Serrat: "¡No vamos a tocar tus depósitos!".

Luego, pidió una vez más que cambiaran la cortina musical y pasó a otro asunto: contó que Twitter cerró la cuenta oficial de Nodio por "incumplimiento de las reglas". "Esto es verdad, aunque usted no lo crea. Somos decadentes", manifestó respecto del Observatorio de la desinformación y la violencia simbólica en medios y plataformas digitales (Nodio), cuya creación -bajo la órbita de la Defensoría del Público- se anunció esta semana. Canosa ya se había pronunciado en contra de la iniciativa.

Fuente: La Nación