Villa Balnearia: Sujeto fue a reclamar que le devolviera una pelota amenazando a los policías

Comentarios

El balón fue incautado en un partido de fútbol “clandestino”.

Un “picado” de fútbol fue “interrumpido” por la Policía en Las Termas de Río Hondo. Los futbolistas se dieron a la fuga. Mientras que los uniformados secuestraron la pelota. El dueño del balón amenazó a los uniformados, en medio de la comisaría.

Eran aproximadamente las siete de la tarde del miércoles, cuando los efectivos de la Subcomisaría de Villa Balnearia fueron alertados de que “había un grupo de sujetos jugando a la pelota en una cancha de la zona”. 

Los uniformados se dirigieron hacia el predio ubicado en la escuela Nº 607 Cabo Segundo Ramón Ordóñez. Mientras los uniformados realizaban un recorrido por la zona, los futbolistas amateur, que se encontraban disputando un partido, para evitar ser apresados, se dieron a la fuga del lugar de inmediato.

Tras saltar la tapia, emprendieron la huida del sitio. De inmediato, los uniformados, por disposición de la Fiscalía de turno de Río Hondo y Jiménez, ingresaron a la cancha donde procedieron a realizar el secuestro de una pelota. Además, incautaron algunos objetos personales los infractores.

Los eventos deportivos se encuentran prohibidos por decreto nacional, con el fin de prevenir la propagación del Covid-19.

Con el secuestro realizado, los uniformados se retiraron del sitio y se dirigieron a sede policial, para realizar las actas de rigor.

Eran aproximadamente las nueve de la noche del miércoles, cuando un sujeto de 23 años residente en el barrio Villa Balnearia –Las Termas- indicó que “era el propietario del balón y que minutos antes había sido secuestrado en una cancha de su barrio, donde estaba junto a sus amigos, jugando”.

Ante la situación, los uniformados le explicaron el procedimiento a seguir. Por lo que de inmediato, se le informó que “se notificará al fiscal del caso, sobre la situación”. Ante la respuesta del uniformado con el que se entrevistó, el infractor fue identificado y comenzó a tornarse agresivo.

Amenazó de muerte a los uniformados presentes en el lugar; mientras pretendía agredirlos físicamente.
Posteriormente, se dio a la fuga del sitio a bordo de una bicicleta.

Ante la situación, el fiscal dispuso que se iniciaran las averiguaciones, para lograr aprehender a los infractores.

Fuente: Nuevo Diario Web