Las Termas de Río Hondo: Eficiencia en el Gasto Público vs Malestar social

Comentarios

Los municipios que integran la región Norte Grande de la Argentina son relativamente pequeños en cuanto a población, área y tamaño de sus economías. Tienen además una historia y culturas comunes; y comparten muchos de los mismos retos de desarrollo humano. Algunos ejemplos de retos compartidos incluyen altas tasas de deserción escolar en secundaria, en la prestación de cobertura de salud para toda la población, sectores informales de gran tamaño, e instituciones y administraciones inflexibles e ineficientes en los sectores sociales.

En términos económicos, la mayoría de las comunas del Norte Grande son de ingreso medio - medio bajo, sin embargo, hay una comuna que gracias a la inversión pública y privada en materia turística e infraestructura ha demostrado una mejora sustancial en el Producto Bruto Geográfico en comparación a las comunas de la región.

Para entender el desarrollo y expansión de las Termas de Río Hondo, hay que analizar exhaustivamente la mejora en la eficiencia / efectividad del gasto publico y el fortalecimiento de las instituciones municipales.

Durante la gestión del ex intendente Arq. Miguel R Mukdise, el municipio con apoyo del gobierno Provincial tuvo la oportunidad de enderezar las cuentas municipales perfeccionando el gasto corriente vs los ingresos generales que se percibían a través de los Tributos y los ingresos por coparticipación.

Con el devenir del tiempo, la administración del actual intendente, Jorge Mukdise, comenzó un programa de fortalecimiento financiero institucional que permitió afrontar holgadamente los efectos adversos de la pandemia, donde además de sufrir una disminución en la recaudación de tasas, sufrió una significativa reducción de la coparticipación. No obstante, la comuna demostró una solidez financiera que permitió continuar con obras que se venían ejecutando como la construcción de la Escuela Municipal de Bellas Artes y Oficio, obras de mantenimiento urbano,  y acciones sociales como la erradicación de viviendas rancho a través de la asistencia con fondos provinciales.

Si bien, en la actualidad, hay sectores políticos y sociales que protestan por la falta de trabajo, solicitan que la comuna amplié su planta, o brinde una mayor asistencia económica, situación que podría devenir en un descalabro de las finanzas públicas, impidiendo el normal funcionamiento de los servicios prestados por la comuna. Estos reclamos por parte de algunos sectores de la oposición, en el pasado cuando tuvieron la posibilidad de gobernar sumieron a la comuna a un colapso financiero, donde los sueldos nunca estuvieron al día, o para peor las prestaciones de los servicios públicos eran muy deficientes.

Seguramente habrá mucho por mejorar, no obstante, es momento que nos replanteemos si a veces el malestar social no es un fiel reflejo de la eficiencia que una comuna debe lograr.

Fuente: Norte Grande News