Camila Bonahora, la pequeña santiagueña que es ciega y quiere hacerse grande en el Goalball

Comentarios

Perdió la visión a los 4 años. Actualmente tiene 15 años y fue convocada a la Selección nacional, un dato no menor: es la única jugadora de Santiago del Estero. Su historia de vida a través de un informe especial de Noticiero 7.

Camila Bonahora tiene una historia tan fuerte como emocionante. Su discapacidad visual no le impide para nada demostrar todo su talento. A través de un informe especial de Noticiero 7 conocemos su vida.

"Quedó ciega el 28 de julio del 2008, a los 4 años, tiene retinoblastoma bilateral con autotrasplante de médula ósea", cuenta su madre Rosa Bonahora.

A la vez se refiere a su personalidad, "ella es todo alegría, muy independiente, determinada y todo lo que se propone lo hace, no es una niña que se quedó ciega y no seguirá luchando, aprendió a hacerlo a partir de su enfermedad".

"Hizo siempre deporte, anda en bicicleta, fue 3 meses a clases de defensa personal, no le tiene miedo a nada", relata orgullosamente y dice "siento que mi hija es el ángel que Dios me ha mandado para tenerla, para acompañarla y para mí es todo".

Diego Gómez su entrenador explicó de qué se trata el Goalball. "Es un deporte para ciegos que nació en Alemania como una manera de rehabilitación para la gente que quedó con problemas motrices y de visión después de la Segunda Guerra Mundial".

"A partir del año pasado está el proyecto de la Selección juvenil, en ésta Camila fue seleccionada, es la única de Santiago del Estero, todo es con víspera al año que viene para un mundial en Brasil y un sudamericano. La oportunidad que tiene es enorme y se lo merece", expresa su profe.

Por su parte Camila dijo que se siente muy feliz de formar parte de la Selección y orgullosa de sí misma. "El Goalball ha cambiado totalmente mi vida", manifiesta.

También reveló que es hincha de River y que su ídolo es el Enzo Francescoli. "Tengo una foto en mi habitación", dice entre risas.

Fuente: Diario Panorama