Bolsonaro recibió a Scioli y le aseguró que Brasil no disminuirá la compra de trigo a la Argentina

Comentarios

Tras el malestar por el decreto brasileño que habilitó una cuota mínima de importación de trigo sin arancel extra Mercosur, Daniel Scioli se reunió este mediodía con Jair Bolsonaro y recibió el compromiso de que Brasil no disminuirá la compra del producto a la Argentina.

En un encuentro fuera de agenda, el embajador argentino encontró a Bolsonaro en el palacio presidencial del Planalto. Para el embajador argentino el encuentro fue satisfactorio. Scioli se retiró de la casa de gobierno con el compromiso de que, a pesar de la cuota que habilita la importación de 750 mil toneladas de trigo sin arancel por fuera del Mercosur, Brasil no disminuirá la compra de trigo argentino.

"(Bolonaro) Me manifestó que vamos a seguir profundizando nuestra relación, y me dio la tranquilidad de que están garantizadas las exportaciones de todo el trigo argentino a Brasil", dijo Scioli tras el encuentro.

El embajador argentino había subido el tono la noche del lunes para expresar "rechazo y preocupación" por el decreto que institucionaliza la compra de trigo en Brasil sin arancel, medida que podría acabar perjudicando las exportaciones argentinas. En la práctica esto venía sucediendo desde 2019, luego de un compromiso que Bolsonaro asumió ante Donald Trump, pero de forma extraordinaria.

El 15% del total de las exportaciones a Brasil están representadas por el trigo, y en el último año la participación argentina cayó de 5,4 millones de toneladas en 2019 a 4,3 millones (el 74% de lo que Brasil compró) en 2020.

El embajador argentino obtuvo este mediodía el respaldo político de que Argentina no perderá más terreno frente a otros competidores, como Estados Unidos y Canadá, países que en el último año ganaron terreno como vendedores de trigo a partir de la importación brasileña fuera del Mercosur.

Scioli se había reunido ayer con Pedro Miguel da Costa y Silva, secretario de Relaciones Bilaterales de Itamaraty para tratar el decreto, pero había encontrado una postura inflexible en relación a modificar el decreto que fija la cuota. La determinación brasileña, explicaron en Itamaraty, responde a un compromiso que el país asumió en el ámbito de la Organización Mundial del Comercio con los Estados Unidos. Aunque la eliminación del arancel para las 750 mil toneladas no es exclusiva para Estados Unidos, ha sido el país que más ventaja sacó debido a la competitividad de su trigo.

Conforme a los criterios de

Fuente: La Nación