Volvió el ballet: un programa impregnado de las sensaciones del tiempo presente

Comentarios

Buenos Aires Ballet (BAB) se presentó este fin de semana como la primera compañía de ballet del país en regresar a los escenarios después de ocho meses de pandemia con un espectáculo por streaming que, no solo por la aplicación de un evidente protocolo de distanciamiento, sino también por el espíritu de algunas de sus danzas, es reflejo del tiempo presente. Resiliencia, tal el título del espectáculo, se refiere explícitamente a la capacidad de estos bailarines, en su mayoría integrantes del Ballet Estable del Teatro Colón, de recuperarse y volver a bailar a pesar de los condicionamientos que impone el coronavirus. En su participación especial, la exprimera bailarina Maricel De Mitri lo plantea desde el principio, cuando habla de las huellas del arte que perduran, y dice: "Se puede bailar con el susurro de la sangre, por eso los bailarines no se detienen, no importa el lugar ni el motivo, bailan, de lo contrario estarían vacíos. Acá estamos, desde el dolor, desde la incertidumbre, desde los miedos..."

David Gómez y Lucía Giménez bailan el único pas de deux del repertorio clásico de la función: "Guillermo Tell"
David Gómez y Lucía Giménez bailan el único pas de deux del repertorio clásico de la función: "Guillermo Tell" Crédito: Gentileza Carlos Villamayor

A diferencia de los programas que habitualmente lleva a escena BAB, el único pas de deux clásico incluido en esta oportunidad es Guillermo Tell: un cortejo juguetón con besos lanzados a la distancia, que bien podría haber sido creado con las actuales limitaciones del contacto físico, pero que la sola firma de August Bournonville nos remite a mediados del siglo XIX.

En cambio, lo que sigue es una seguidilla de piezas breves, impregnadas en su mayoría de los colores, sentidos y temas que tiñeron esta larga temporada, así como de las circunstancias particulares de sus intérpretes. La incursión en el uso de la palabra, mayor énfasis en la teatralidad y un lenguaje de movimiento más contemporáneo aparecen como denominadores comunes de las apuestas que hace la compañía independiente.

Como ya demostró en otra iniciativa realizada durante la cuarentena, el bailarín solista del Teatro Colón Jiva Velázquez se está animando a la creación, aquí con tres obras. La primera, interpretada por Facundo Luqui, con música de Satie en el teclado de Ignacio Padilla, tiene toda la In-tensión de la era selfie que nos atraviesa. Ya lo avisa la cita que precede a la representación en el registro en video de la función: al "Ego, el monstruo más voraz", se enfrenta el protagonista de este solo de siete minutos, atormentado por la imagen que le devuelve su reflejo. El mismo Velázquez, a dúo con David González, hace Invasión repentina, donde una fuerza externa, sobrenatural o de otro planeta, se apodera de los cuerpos y los transforma. En un registro diferente, el solista del Colón coreografió Bajo la luz de una sonata, para Federico Fernández y Sofía Menteguiaga, "dos personas y un espacio contenido, habitado por el abismo que las distancia".

Jiva Velázquez crea e interpreta junto a David Gómez "Invasión repentina"
Jiva Velázquez crea e interpreta junto a David Gómez "Invasión repentina" Crédito: Gentileza Carlos Villamayor

Así como las leyendas que enmarcan cada nueva creación, la palabra toma un lugar preponderante con la voz poética de Alfonsina en el solo de la bailarina Natalia Pelayo -creado conjuntamente con Fabrizio Coppo, se vio anteriormente en los talleres coreográficos del CETC -. Con textos de Storni y música de John Cage -además de la famosa canción de Ariel Ramírez, que popularizó Mercedes Sosa-, esta adaptación de aquel trabajo reimagina el viaje final de una de las escritoras más destacadas de la literatura argentina del siglo XX.

Freddy Varela Montero, concertino de la Orquesta Estable del Teatro Colón, acompaña a Sofía Menteguiaga en la obra que cierra la gala de BAB
Freddy Varela Montero, concertino de la Orquesta Estable del Teatro Colón, acompaña a Sofía Menteguiaga en la obra que cierra la gala de BAB Crédito: Gentileza Carlos Villamayor

También en clave contemporánea se incluyen creaciones propias de Julieta Zabalza (Identidad), Anabela Tulliano (Locas, por dos intérpretes de su Grupo Cadabra) y Emanuel Abruzzo, que mostró Un día de junio en el cuerpo de Eliana Figueroa, embarazada de cinco meses: "En la dulce espera, recordando el día en que todo comenzó e imaginando los días que vendrán". Nuevamente, así, Buenos Aires Ballet se manifestó como un espacio para artistas que están experimentando el salto a la coreografía.

Con el reconocimiento al valor por ser los primeros en dar este paso en la pandemia, queda pendiente el encuentro para retribuirles los aplausos: el silencio durante el saludo de los bailarines, al final de cada obra, interpela al espectador virtual de este lado de la pantalla a la vez que lo compromete a seguir acompañándolos en un próximo regreso definitivo.

Belén Mazzola y Ximena Tamara Pinto, un dúo con la energía característica del Grupo Cadabra
Belén Mazzola y Ximena Tamara Pinto, un dúo con la energía característica del Grupo Cadabra Crédito: Gentileza Carlos Villamayor

Resiliencia está disponible para ver por streaming hasta el lunes 16 de noviembre inclusive, en Ticketek

VOLVER AL COLÓN

El sábado, mientras BAB volvía a los escenarios por streaming, en los teatros de la calle Corrientes se daba sala a las primeras funciones con público después de ocho meses, con aforo reducido. También la semana pasada, a partir del jueves, los integrantes del Ballet Estable del Colón regresaron a sus clases en el teatro con la modalidad de "burbujas", aunque una vez a la semana: asiste una decena de bailarines diferente cada día y por ahora la presencialidad seguirá alternándose con el trabajo remoto por Zoom. La vuelta de la compañía oficial al escenario mayor estaría prevista para mediados de diciembre, según protocolos de Covid.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

A diferencia de los programas que habitualmente lleva a escena BAB, el único pas de deux clásico incluido en esta oportunidad es Guillermo Tell: un cortejo juguetón con besos lanzados a la distancia, que bien podría haber sido creado con las actuales limitaciones del contacto físico, pero que la sola firma de August Bournonville nos remite a mediados del siglo XIX.

En cambio, lo que sigue es una seguidilla de piezas breves, impregnadas en su mayoría de los colores, sentidos y temas que tiñeron esta larga temporada, así como de las circunstancias particulares de sus intérpretes. La incursión en el uso de la palabra, mayor énfasis en la teatralidad y un lenguaje de movimiento más contemporáneo aparecen como denominadores comunes de las apuestas que hace la compañía independiente.

Como ya demostró en otra iniciativa realizada durante la cuarentena, el bailarín solista del Teatro Colón Jiva Velázquez se está animando a la creación, aquí con tres obras. La primera, interpretada por Facundo Luqui, con música de Satie en el teclado de Ignacio Padilla, tiene toda la In-tensión de la era selfie que nos atraviesa. Ya lo avisa la cita que precede a la representación en el registro en video de la función: al "Ego, el monstruo más voraz", se enfrenta el protagonista de este solo de siete minutos, atormentado por la imagen que le devuelve su reflejo. El mismo Velázquez, a dúo con David González, hace Invasión repentina, donde una fuerza externa, sobrenatural o de otro planeta, se apodera de los cuerpos y los transforma. En un registro diferente, el solista del Colón coreografió Bajo la luz de una sonata, para Federico Fernández y Sofía Menteguiaga, "dos personas y un espacio contenido, habitado por el abismo que las distancia".

Jiva Velázquez crea e interpreta junto a David Gómez "Invasión repentina"
Jiva Velázquez crea e interpreta junto a David Gómez "Invasión repentina" Crédito: Gentileza Carlos Villamayor

Así como las leyendas que enmarcan cada nueva creación, la palabra toma un lugar preponderante con la voz poética de Alfonsina en el solo de la bailarina Natalia Pelayo -creado conjuntamente con Fabrizio Coppo, se vio anteriormente en los talleres coreográficos del CETC -. Con textos de Storni y música de John Cage -además de la famosa canción de Ariel Ramírez, que popularizó Mercedes Sosa-, esta adaptación de aquel trabajo reimagina el viaje final de una de las escritoras más destacadas de la literatura argentina del siglo XX.

Freddy Varela Montero, concertino de la Orquesta Estable del Teatro Colón, acompaña a Sofía Menteguiaga en la obra que cierra la gala de BAB
Freddy Varela Montero, concertino de la Orquesta Estable del Teatro Colón, acompaña a Sofía Menteguiaga en la obra que cierra la gala de BAB Crédito: Gentileza Carlos Villamayor

También en clave contemporánea se incluyen creaciones propias de Julieta Zabalza (Identidad), Anabela Tulliano (Locas, por dos intérpretes de su Grupo Cadabra) y Emanuel Abruzzo, que mostró Un día de junio en el cuerpo de Eliana Figueroa, embarazada de cinco meses: "En la dulce espera, recordando el día en que todo comenzó e imaginando los días que vendrán". Nuevamente, así, Buenos Aires Ballet se manifestó como un espacio para artistas que están experimentando el salto a la coreografía.

Con el reconocimiento al valor por ser los primeros en dar este paso en la pandemia, queda pendiente el encuentro para retribuirles los aplausos: el silencio durante el saludo de los bailarines, al final de cada obra, interpela al espectador virtual de este lado de la pantalla a la vez que lo compromete a seguir acompañándolos en un próximo regreso definitivo.

Belén Mazzola y Ximena Tamara Pinto, un dúo con la energía característica del Grupo Cadabra
Belén Mazzola y Ximena Tamara Pinto, un dúo con la energía característica del Grupo Cadabra Crédito: Gentileza Carlos Villamayor

Resiliencia está disponible para ver por streaming hasta el lunes 16 de noviembre inclusive, en Ticketek

VOLVER AL COLÓN

El sábado, mientras BAB volvía a los escenarios por streaming, en los teatros de la calle Corrientes se daba sala a las primeras funciones con público después de ocho meses, con aforo reducido. También la semana pasada, a partir del jueves, los integrantes del Ballet Estable del Colón regresaron a sus clases en el teatro con la modalidad de "burbujas", aunque una vez a la semana: asiste una decena de bailarines diferente cada día y por ahora la presencialidad seguirá alternándose con el trabajo remoto por Zoom. La vuelta de la compañía oficial al escenario mayor estaría prevista para mediados de diciembre, según protocolos de Covid.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos