"Redemption Song", el himno entre himnos de Bob Marley

Comentarios

"Emancipémonos de la esclavitud mental, solo nosotros podemos liberar nuestras mentes". El líder panafricanista Marcus Garvey pronunció la frase en un histórico discurso en 1937 y cuarenta años después la semilla se volvió canción en la voz de Bob Marley en "Redemption Song". Era 1980 cuando el alma de la música reggae ofrecía al mundo este himno entre sus himnos, atemporal canto de exhortación.

Marley se valió solo de su voz y de una guitarra acústica para dar cuerpo a este manifiesto de alto impacto, y lo hizo con la desnudez formal que impone lo urgente. Incluido al final de Uprising (1980), el último álbum de estudio de Bob Marley & The Wailers, el tema difería de lo que la voz del movimiento rastafari había grabado anteriormente. No es un reggae sino una suerte de canción folklórica espiritual que el ídolo lanzó un año antes de su muerte, enfermo de cáncer y con el ánimo derrotado ante una Jamaica sumida en una violenta guerra civil por el enfrentamiento armado de las fuerzas políticas dominantes.

El mito de Bob Marley y la contundencia de su mensaje a través de la música residieron desde entonces en la misma visión de Jamaica que el artista ofreció y que implicaba una reinterpretación de la justicia, el respeto por los derechos humanos y la dignidad de las personas. Su capacidad para llegar a la gente representó aquello en lo que creía. Gracias a él y a su historia de descendientes de esclavos y colonizadores, el mundo entero miró hacia ese rincón del Caribe.

"¿Te unirás a estas canciones de libertad? Son todo lo que siempre tuve, canciones de redención", reza el estribillo. El ídolo nacido en 1945 y muerto a los 36 años en 1981, legó este testamento al final de su vida ofreciendo un retrato de la historia, incluso de la propia y a modo de epitafio, con una misión que debía continuar en su ausencia.

Cuarenta años después del lanzamiento del tema y casi un siglo más tarde de las palabras de Garvey, la letra de "Redemption Song" se sigue escribiendo. Los "viejos piratas" traficantes de esclavos de la canción perviven en la opresión a la que plantan cara movimientos actuales como el Black Lives Matter y la discriminación y la explotación racial están lejos de haberse superado.

Uprising está teñido por la inmersión espiritual alcanzada por Marley al final de su vida. El joven artista que había crecido en una isla donde la música partía de la enorme riqueza de los ritmos autóctonos jamaiquinos y con el sound system tomando las calles, también había recibido la influencia, como el resto de los músicos de su generación, del boom del folk de principios de los 60.

Las canciones de redención no eran una novedad y Bob Marley tenía conexión con artistas de Estados Unidos y Jamaica que abordaban conceptos similares con la religiosidad como eje. Con una carrera paralela a The Wailers, Toots & the Maytals había lanzado su propia "Redemption Song" en 1972, y en 1978 el mismo Bob había editado un sencillo titulado "Blackman Redemption" sobre tópicos similares.

La particularidad de "Redemption Song", compuesta en 1979 y publicada al año siguiente, reside en su contenido rítmico, que difería del reggae en sus cualidades melódicas y que representaría una excepción dentro del canon del cantante. La canción es un compendio de los propios sentimientos de Marley sobre su propia muerte, la esclavitud, la religión y el destino ("Tenemos que cumplir el libro"), con un mensaje para sus fieles: "Mi mano se fortaleció por la mano del Todopoderoso. Seguimos adelante, triunfantes". La letra recuerda que, aunque pueden morir los héroes y reinar la opresión, el universo representa algo mayor. Unirse, a través de la canción, y liberar la mente es la vía que sugiere para la redención.

La idea de "emanciparse de la esclavitud mental" fue recogida de parte del discurso que el jamaicano panafricanista Marcus Garvey (1887-1940) pronunció en Nueva Escocia, Canadá, en 1937. Entonces, el activista postulaba: "La mente es nuestro único gobernante. El hombre que no es capaz de desarrollar y utilizar su pensamiento se ve obligado a ser esclavo de otro hombre que usará su pensamiento (.). Vamos a emanciparnos nosotros mismos de esa esclavitud mental, mientras que otros crean que el cuerpo es libre, nadie más que nosotros puede liberar la mente. El pensar es nuestra regla".

Bob Marley era consciente de la esclavitud mental que puede existir incluso cuando se proclama al individuo libre. Nacido de la unión interracial entre una afroamericana y un administrador colonial británico, el ídolo sufrió en carne propia un atentado en el último tramo de su vida atribuido a quienes no comulgaban con sus ideas.

La revista Rolling Stone incluyó a "Redemption Song" en su ranking de las mejores canciones de la historia. En varias de las grabaciones del tema, Marley cuenta con The Wailers como acompañamiento. Luego están las tomas acústicas y cortes con letras modificadas. El himno de emancipación en el que se convirtió el tema sonó en películas y ha inspirado a múltiples artistas que realizaron sus propias versiones de la canción.

Amante del ska, el dub y otros géneros de influencia jamaicana, Joe Strummer grabó en 2002 junto a The Mescaleros una sonadísima versión del tema, incluida en su álbum póstumo, Streetcore (2003).

El líder de The Clash también imprimió su voz en un cover del tema junto a Johnny Cash, quien, a su vez, lo grabó en solitario durante las sesiones de su último álbum, American IV: The Man Comes Around (2002).

Stevie Wonder lo incorporó a su disco Get on the bus (1996), Jefferson Starship editó años más tarde "Imagine Redemption" -una simbiosis de letra y melodías de los temas de Lennon y Marley-, y, entre otros, los covers en español llegaron de la mano de Enrique Bunbury (en el proyecto Los Chulis) y del punk rock de Attaque 77, que lo incluyó en su álbum Amén! en 1995.

Otros tantos artistas han repetido los versos de la canción sobre el escenario en eventos conmemorativos. Alicia Keys y John Legend lo hicieron en el aniversario de la muerte de Nelson Mandela, en 2013; Madonna en 2015, en un acto en París en recuerdo de los fallecidos durante los atentados terroristas en Francia de ese mismo año, y Eddie Vedder en una sorpresiva interpretación junto a Beyoncé cinco años atrás en el Global Citizen Festival, en Nueva York.

Coincidiendo este año con el 75 aniversario del nacimiento de Bob Marley, los artistas franceses Octave Marsal y Theo De Gueltzl realizaron un video animado de "Redemption Song" compuesto de 2.747 dibujos realizados por ambos.

El audiovisual es un viaje alegórico a través de la historia de Jamaica, la esclavitud, la cultura rastafari y la vida del artista. A través de un juego visual de ilustraciones sobre tomas de la naturaleza jamaicana y sus músicos, el clip sugiere un mundo imaginario en torno a Marley que invita a la reflexión.

Conforme a los criterios de

Fuente: La Nación