Prohibición de transmitir en vivo y perfil bajo: así fue la fiesta clandestina en la que Cristian U pasó música

Comentarios

Pese a que la pandemia de coronavirus no da tregua y los contagios aumentan, las fiestas clandestinas masivas siguen adelante. Y si bien existen operativos para desactivar este tipo de encuentros, en las últimas horas efectivos de la policía bonaerense desbarataron una reunión de cientos de jóvenes en la que Cristian U., el exparticipante de Gran Hermano, pasaba música.

La policía de la Provincia de Buenos Aires realizó un operativo y frenó una fiesta clandestina en Virrey del Pino, en el partido de La Matanza, en la que había cientos de jóvenes entre los que se encontraba Cristian U. Según fuentes policiales, el exparticipante del reality fue uno de los DJ's. Varios videos que así lo demuestran. Según explicaron las fuentes, "minutos antes de la llegada de la policía se fue por una puerta lateral".

Aunque las imágenes lo ubican en el encuentro masivo prohibido, Cristian U. desmintió a través de su cuenta de Instagram haber estado allí y apuntó contra el periodismo. "20 horas, 11 minutos. Estoy mirando Supervivencia al desnudo. No rompan las pelotas, busquen mugre donde hay mugre, no donde no la hay. Porque cuando hay buenas noticias y uno les pide a ustedes que las difundan, no lo hacen. La mugre la quieren siempre, cochinos", manifestó en una historia.

Sin embargo, horas después, al difundirse las imágenes, reconoció que estuvo ahí. "La realidad es que había una fiesta, me contrataron para ir a tocar. Necesito laburar, como necesitan todos. Mi laburo terminó en marzo cuando arrancó la pandemia, y los que me conocen saben que soy organizador de eventos, de boliches y DJ. Me reinventé en algunas cosas como pude, pero necesito trabajar", sostuvo.

Cristian U. participó de una fiesta clandestina como DJ

00:22
Video

La reunión secreta, que se realizó en una chacra alejada de la ciudad, contó con cerca de 500 participantes y había comenzado la noche del sábado. La policía secuestró una importante cantidad de bebidas alcohólicas y algunos de los presentes también tenían heladeras con más bebidas.

Los investigadores afirmaron que las invitaciones fueron realizadas a través de WhatsApp hace al menos dos días, pero en cada mensaje se pedía que nadie revelara la dirección a otras personas. Dentro de la quinta, había carteles puestos por los organizadores en los que exigían "no realizar videos en vivo".

El operativo estuvo a cargo de Marcelo Montero, director provincial para la Gestión de la Seguridad Privada del Ministerio de Seguridad. Y por orden del juez federal Néstor Barral, se procedió a identificar a todos los participantes y al propietario del lugar, quienes firmaron un acta tomando conocimiento por violar el artículo 205 del Código Penal de la Nación Argentina.

El artículo 205 establece: "Será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia".